PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS


Prebióticos y Probióticos

¿Cuál es la diferencia?

Prebióticos: Son carbohidratos complejos no digeribles, que actúan en el colon produciendo sustancias que contribuyen a disminuir el riesgo de infecciones intestinales.
Se encuentran en forma natural en gran cantidad de frutas y verduras, como plátano, cebollas, espárragos, ajos, entre otros.

Mejoran la flora intestinal estimulando el crecimiento de bífidobacterias “bacterias buenas”, que actúan beneficiando la salud: mejoran la absorción del calcio, pueden disminuir el riesgo de cáncer de colon y mejoran la respuesta inmune.

Probióticos: Son microorganismos vivos cuya ingesta en cantidades adecuadas  es beneficiosa para la salud del ser humano. Pueden ejercer muchos beneficios en la salud entre los más documentados se encuentra la capacidad de regular la flora intestinal (incrementando bacterias consideradas benéficas como lactobacilos y bifidobacterias) y la estimulación del sistema inmunológico (sistema de defensas).
Es muy importante considerar que si hablamos de alimentos que contienen microorganismos probióticos, en la mayoría de los casos pueden ser consumidos por toda la población y adaptados a sus dietas cotidianas.
Hay que remarcar que en el caso de los niños, se recomienda no consumir este tipo de alimentos antes del año de edad, ya que su flora intestinal aún está formándose, y no está preparado para recibir este tipo de alimentación y pensar que tendrá un efecto beneficioso como se observa en un individuo adulto.
Sin embargo un niño menor de un año de edad puede recibir los beneficios de los probióticos, y de todos los nutrientes, a través de la leche materna, la cual, su calidad está altamente ligado a la alimentación que tenga la madre

¿PARA QUÉ SON ÚTILES LOS PROBIÓTICOS?

•Prevenir y tratar las diarreas infecciosas, asociadas al uso de antibióticos
•Mejorar el sistema inmune
•Prevenir algunas manifestaciones alérgicas (rinitis, eczema atópico)

Para que los probióticos tengan el efecto deseado en las personas, su consumo debe ser regular. Una vez que se suspende su ingesta, desaparece el efecto.
La mayoría de los probióticos que se comercializan en alimentos son de los géneros Lactobacillus o Bifidobacterium
En cuanto a los alimentos, las bacterias lácticas son los microorganismos más comúnmente utilizados como probióticos. Esto se debe a que son parte de nuestra flora normal y se encuentran en una variedad de productos que incluimos en nuestra alimentación como por ejemplo leches fermentadas, quesos, yogurt, etc.
Al comprar alimentos que contienen probióticos y requieren refrigeración, según indican sus envases, como yogurt, leche cultivada y quesos, es importante mantener el frío para que sobrevivan los microorganismos y estén funcionalmente activos al ser consumidos. Se recomienda mantener el mínimo tiempo a temperatura ambiente este tipo de alimentos

LOS PROBIÓTICOS ACTÚAN EN DIVERSOS NIVELES

•Contribuyen a restaurar la flora, es decir los microorganismos que viven habitualmente en el intestino.
•Compiten con microorganismos patógenos en el intestino, inhibiendo toxinas bacterianas y evitando infecciones.
•Producen sustancias antimicrobianas contra otros organismos no deseados.
•Estimulan el sistema inmune.
•Pueden actuar en diversos órganos, por ejemplo en el sistema respiratorio, digestivo, urinario, etc.