Nutrición en paciente con Epilepsia


Nutrición en paciente con Epilepsia

La epilepsia es una enfermedad cerebral crónica, caracterizada por convulsiones recurrentes, definidas como episodios breves de contracciones musculares que pueden afectar a una parte del cuerpo o a su totalidad y a veces se acompañan de pérdida de la consciencia y del control de los esfínteres, en casi un 2% de la población mexicana.

Actualmente, se pueden considerar varias medidas para su tratamiento como la farmacológica, quirúrgica, estimulación del nervios del cerebro y la terapia dietética. Esta última considerada como ayuda clave, sobre todo en aquel veinte a treinta por ciento de la población que presenta esta enfermedad y los anticonvulsivos no han actuado con la eficacia esperada.
Entre los objetivos nutricionales, se busca:
•    Mantener un buen estado nutricional evitando la pérdida de peso
•    Permitir un correcto crecimiento del niño
•    Evitar las hipoglucemias, esto es, un bajo nivel de glucosa o ‘azúcar’ en sangre
•    Controlar los lípidos en el cuerpo como colesterol total, colesterol ‘malo’ o LDL y triglicéridos.
•    Y fundamentalmente, disminuir los episodios convulsivos
Se ha observado buena respuesta a una alimentación que simule las respuestas bioquímicas del cerebro a las situaciones de ayuno a través de una dieta cetogénica, esto es la formación de cetonas como su nombre lo indica, con:
•    Una disminución considerable en el consumo de los hidratos de carbono (primer nutriente utilizado por el cuerpo y el cerebro para obtener energía) de cereales y derivados, leguminosas o tubérculos, no mayor al 15% de la ingesta calórica total diaria;
•    Reducción proteica al 10% en la ingesta de alimentos como carnes, pescados, huevo o lácteos.
•    Consumo de un 30% de grasas de cadena larga (de aceites, pescados azules, frutos secos, leche, aguacate, entre otros).
•    Y el restante de hasta un 45% en triglicéridos de cadena media (TCM), tipo de grasa con más fácil procesamiento por el organismo, y que a su vez, es aportado en un aceite especial a base de coco.
Sin embargo, se ha reportado mayor éxito de este tipo de dieta en menores de edad, específicamente pacientes con menos de dieciséis años que no han respondido de manera satisfactoria a la otra parte del tratamiento, o con la combinación de ambas, han mejorado su calidad de vida, al disminuir los episodios convulsivos.
Dada la falta de equilibrio y variedad entre los nutrientes y alimentos que puede acarrear  la alimentación cetogénica se pueden presentar síntomas de inapetencia, estreñimiento, nauseas, vómitos, colesterol y triglicéridos altos, deficiencia de carnitina (procesador de grasas del cuerpo), etc., que tienen que ser contrarrestados de manera individualizada.
Entre las recomendaciones mayormente aceptadas por la comunidad científica, punto y aparte del tipo de alimentación antes mencionada, está el mantener el nivel de glucosa de la sangre, con tiempos de comida regulares y bien establecidos y un adecuados consumo de fibra. Los dulces, cafeína y alcohol deben de evitarse para prevenir fluctuaciones de esta en el organismo; en el caso del alcohol también puede interferir con medicamento anticonvulsivo utilizado, lo que podría provocar un ataque epiléptico.
Finalmente se puede afirmar que los bueno hábitos alimenticios y un estilo de vida saludable son importantes para obtener un control óptimo de convulsión, por lo que la revisión constante por parte del equipo médico y nutriólogo, garantizara el éxito en la implementación del plan alimenticio adaptado a la necesidad y situación de cada persona que presente epilepsia.

Hernández, García, Nagel, López Muñoz, Álamo; Abordaje terapéutico de la epilepsia desde la perspectiva nutricional: situación actual del tratamiento dietético; Revista Neurología 22 (8); Argentina, 2007; p. 517-525.
Ríos, Pánico, Dermatini, Carniello; Complicaciones en el tratamiento de la epilepsia con dieta cetogenica; Revista de Neurología 33 (10); Argentina, 2001; p.909-915.
Pére Leyes I García; Epilepsia: Dietas Cetogénicas; Ediciones Díaz de Santos; Madrid, 2012.
Ibarzo Monreal, Martí Contado, Soñer Soler, Parrilla Novo; Manual de Alimentación del Paciente Neurológico; Sociedad Española de Enfermería Neurológica y Novartis Consumer Health; 1998.
Piñeiro Elena, Zudaire Maite; Dieta en niños con epilepsia; CONSUMER EROSKI; España, 2008. http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/tendencias/2008/05/23/177170.php
Capitulo Mexicano de Liga Internacional Contra la Epilepsia (CAMELICE). http://www.camelicemexico.org/
Canadian Epilepsy Alliance http://www.epilepsymatters.com/english/lwenutrition.html
Organización Mundial de la Salud. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs999/es/