Autoestima, el pasaporte para la vida.


“Autoestima, el pasaporte para la vida”

Hoy en día se escucha por todas partes la palabra autoestima, pero, ¿tú sabes lo que significa? Conocer y entender el concepto es clave para elevar el nivel de nuestra calidad de vida y bienestar.

La autoestima se refiere a la confianza que tenemos en nuestras propias potencialidades, es decir, a lo que somos capaces de hacer. Se puede dividir el concepto para su mejor entendimiento:

Auto: se refiere al yo, a mí mismo, a mi persona.

Estima: se refiere a la consideración, cariño o aprecio que sentimos por algo o alguien.

Entonces autoestima se refiere al cariño o aprecio que se tiene por uno mismo. La Autoestima que podemos tener acerca de nosotros puede ser positiva o negativa, de aceptación o rechazo.

La autoestima es una parte importantísima para que alcancemos la plenitud y una completa expresión de nuestra persona. Las personas que tienen un nivel bajo de autoestima son personas que suelen tener problemas como bulimia y anorexia, son personas que se muestran inseguras y no se tienen respeto a sí mismas. Sienten preocupación acerca de su peso y no están contentas con cómo se ven físicamente.

Sin embargo, las personas con un nivel alto de autoestima, tienen más control sobre sus acciones, se refuerzan a sí mismos, se echan porras para salir adelante, estas personas buscan soluciones prácticas, son poco agresivos y muestran, a diferencia de aquellos con baja autoestima, una actitud positiva hacia su propio cuerpo.

A continuación se presentan unos consejos para mantener una autoestima y ser feliz:

•    Practica la sonrisa: al despertar, practica tu sonrisa y di: “Gracias por este hermoso día” y siempre sonríe. Cuando pases a un lado de una persona, sonríele y muy seguramente contestará la sonrisa, de esta manera tu autoestima se potenciará.

•    Nunca digas “me da igual”: debes aprender a expresar tus gustos y preferencias siempre que tengas oportunidad.

•    No pienses tanto las cosas: Mejor ocúpate, planea lo que quieras lograr, ponte pasos pequeños que te lleven a resolver el reto que vives. Piensa positivo, en cómo te sentirías si ya estuviera resuelto ese reto y de esta forma verás como la solución llega más rápido.

•    Acéptate a ti mismo: hazte la pregunta: ¿Puedes hacer que el amanecer salga por la noche? No se pueden cambiar las cosas que son, aceptemos lo que somos y seamos felices con lo que tenemos. Todos nos podemos pasar la vida mucho más contentos sabiendo que así son las cosas.

•   Valórate y quiérete: y transmítele esa sensación a los demás. Verás como ellos te percibirán igual que tú lo haces.