La recaída


¿Qué hacer para no volver a caer?

La bulimia y anorexia suelen conocerse como una de las enfermedades con mayor posibilidad de una recaída. La recaída es una palabra utilizada para referirse a una persona que en el intento de volver a un estado de salud completo, vuelve a caer en la enfermedad. En ocasiones la recaída puede ser signo de una reaparición más fuerte de la enfermedad o un desequilibrio repentino.

¡No te sientas solo! Estudios de personas con problemas alimentarios han revelado que aproximadamente la mitad de las personas se recuperan y aprenden a vivir con ello, otra parte queda con probabilidad de una recaída, sin embargo el 70% dice tener el control sobre qué hacer para no recaer en el trastorno.

Si sientes que has mejorado tu estado de salud y buscas manera de evitar una recaída en los trastornos alimentarios, estos son algunos consejos que puedes seguir:
*Mantén buenas relaciones con tus amigos y familia: estarán ahí para apoyarte y escucharte cuando más solo y triste te sientas.
*Identifica los factores de protección que te hagan sentir bien contigo mismo. Ejemplo: pensamientos positivos, estado de relajación, un buen estado de ánimo, entre otros.
*Aumenta actividades diarias saludables: hacer ejercicio, dormir 8 horas, etc.
*Expresa tus emociones y ansiedad de manera que no recurras al alimento como salida.
*Reconoce el gran avance que has tenido en tu alimentación, recuerda que no ha sido fácil y tú tienes el control de tus acciones.
*Pide apoyo de tu familia para que te ayuden a reforzar tus hábitos saludables, desarrollar fortalezas y habilidades para alcanzar una buena alimentación.
*Aléjate de la propaganda o publicidad de dietas y modelaje.
*Esfuérzate por aceptar tu cuerpo e imagen corporal. Tu autoestima y voluntad te ayudarán a no caer de nuevo.

De acuerdo con el modelo de prevención de recaídas, el proceso de cambio tiene lugar en tres etapas:
1.Asume el compromiso de que quieres CAMBIAR.
2.Lleva a cabo tus nuevos hábitos alimentarios.
3.Mantén el cambio que has logrado.

Recuerda que en el camino te enfrentarás a problemas u obstáculos que impidan llegar a tu meta fácilmente, sin embargo es más importante esforzarte por salir adelante que quedarte lamentando lo que ya pasó.

¡ÁNIMO! ¡Sí se puede!