Busca un cambio positivo


Busca un cambio positivo

Día a día nos enfrentamos con nuestro peor enemigo, uno mismo. Existen creencias y actitudes que influyen en el desarrollo de ciertas condiciones de salud o enfermedades como los trastornos de la conducta alimentaria, obesidad, diabetes, entre otros. La salud no es sólo un “estado”, es una decisión.

Es importante que sepas que tu conducta, tus pensamientos y el ambiente que te rodea, junto con tus hábitos de salud, se relacionan muy fuerte con la prevención de enfermedades. Uno de los hábitos de salud más importante es la revisión médica al menos una vez al año, esto puede ayudar a prevenir enfermedades o a detectarlas a tiempo, pero…
¿Qué puedes hacer TÚ para mantener la salud además de tener hábitos saludables?

Las actitudes y la salud:
¡Infórmate! El primer paso de querer lograr un cambio en hábitos de la salud es informándote de cómo hacerlo…

¡Motívate! Tanto de los que te rodean como de ti mismo es una excelente manera para mantener una actitud positiva y mantener buenos hábitos. ¡Motívate y motiva a los demás!

¡Sé positivo! Una actitud positiva te hará actuar y mantenerte interesado por alcanzar un estado de salud en tu vida. “Las actitudes son creencias que te predisponen a actuar o responder de alguna manera en cierta situación”.

¡Busca un cambio! Los cambios son buenos siempre y cuando sean positivos. Si tú quieres puedes alcanzar un cambio en tu alimentación, salud física y en actitud.

¡Encuentra tiempo para ti! Organízate para hacer ejercicio, comer a las horas debidas, leer un libro y valorarte a ti mismo. El aburrimiento te generará ansiedad y te tentará a dejar los hábitos alcanzados.

¡Sé ejemplo a seguir! Enseña a tu familia, hijos y amigos a desarrollar hábitos que los harán mejorar su calidad de vida en lo físico y psicológico.

¡PROMUEVE EN TI UN CAMBIO Y MANTÉN UNA ACTITUD POSITIVA!