¿Cómo medimos la intensidad de la actividad física?


¿Cómo medimos la intensidad de la Actividad Física?

Las mediciones de la actividad física para propósitos de la promoción de la salud se hacen usualmente través de un autoinforme, mediante la realización de cuestionarios, entrevistas y encuestas.

Antes una actividad física cualquiera, puedes preguntarte:

  • ¿Cómo me siento?
  • ¿Cuál es mi temperatura?
  • ¿Cómo se encuentra mi respiración?
  • ¿A qué ritmo late mi corazón?

Intensidad muy suave:

  • Ningún cambio en relación con el estado de reposo.
  • Respiración normal.
  • Ejemplos: paseos, limpieza fácil, etc.

Intensidad suave:

  • Inicio de sensación de calor.
  • Ligero aumento del ritmo de la respiración y del ritmo de los latidos del corazón.
  • Ejemplos: paseos suaves, jardinería, estiramientos, etc.

Intensidad moderada:

  • Aumenta la sensación de calor y se inicia una ligera sudoración.
  • El ritmo de la respiración y de los latidos del corazón se incrementa pero aún nos permite hablar.
  • Ejemplos: paseos rápidos, recorridos en bicicleta, bailes, natación, etc.

Intensidad vigorosa:

  • La sensación de calor es bastante fuerte.
  • La respiración se ve dificultada y falta el aliento.
  • El ritmo de los latidos del corazón es elevado.
  • Ejemplos: Baile rápido, deportes (natación, baloncesto, balonmano, etc.) a un nivel avanzado, etc.

Esfuerzo máximo:

  • La sensación de calor es muy fuerte, existe sudoración abundante.
  • El ritmo de los latidos del corazón es muy elevado y falta el aliento.
  • Ejemplos: “Esprintar“, deportes a un nivel alto, etc.